Saltar al contenido

Alejandro Fernández en el Luna Park: Boleros al oído

13.06.2018

El 8 y 9 de junio, el cantante presentó su último disco, Rompiendo fronteras, en dos shows a sala llena.

Pasadas las 21.30, el telón del estadio se abrió y Alejandro Fernández salió a escena escoltado por saxo, trompetas, trombón, batería, bajo, sintetizador, guitarra, teclado y sus impetuosas coristas. “El Potrillo” dirigió la orquesta por casi dos horas y regaló un repaso por toda su discografía, resaltando sus más grandes éxitos.

Entre la lista de hits se encontraron “Te lo dije cantando”, del disco A corazón abierto (2004), “Que digan misa”, de Mi Verdad (1999); “Como yo te amé”, como muestra de admiración al compositor Armando Manzanero, y los taquilleros “Hoy tengo ganas de ti”, “Me dediqué a perderte”, de Confidencias (2013), y “Te voy a perder”, de Viento a favor (2007).

De saco negro aterciopelado, camisa blanca y pantalón haciendo juego, Alejandro se mostró a amigable con su público y agradeció en varias oportunidades por “la mágica noche”. Se movió al ritmo de sus boleros y en más de una ocasión hizo suspirar al mar de fanáticas que ovacionaba. En las plateas, parejas, familias y grupos de amigas cantaban al unísono mientras registraban el show con sus teléfonos y cámaras de video.

A mitad del show, en una suerte de intervalo, “El Potrillo” desapareció de escena unos minutos y cedió el lugar a su grupo de Mariachis, para interpretar clásicos mexicanos. A su vuelta, ya vestido acorde al grupo, continuó hasta el final del show en compañía de las trompetas y los violines.

Uno de los momentos más emocionantes de la noche llegó de la mano de un homenaje al cantautor y compositor mexicano Juan Gabriel, fallecido en 2016. En su honor, Alejandro interpretó “Ya lo sé que tú te vas”, “Te sigo amando”, y el especial, “La diferencia”, canción con la que el músico cortejaba a su padre, Vicente Fernández.

Hacia el final del show, dedicó unas palabras a los presentes y deseó suerte a la Selección Argentina para el Mundial de Rusia. Se inclinó para hacer una reverencia llena de gratitud y fundido en el eterno aplauso del público, puso punto final a la cita.

Mira los videos en la siguiente pagina

Deja tu comentario